Psicobioenergética: **Identificándonos con “Aquello” que es la Esencia de Todo** **La Naturaleza Espiritual Divina**

REPROGRAMACIÓN CONCEPTUAL

De ninguna manera pretendo emular, imitar, copiar, remedar y menos competir, rivalizar, sino más bien reforzar, pugnar por reforzar la gran obra de Jacobo Grinberg, ya que sus experiencias e investigaciones nos pueden demostrar una vez más que con el conocimiento de nuestra naturaleza esencial energética, el Alma, íntimamente integrada a la naturaleza Espiritual Divina (aquella que “jamás tuvo principio y jamás tendrá fin” a pesar de su “omnipresencia”, ”indivisibilidad”, “inalterabilidad” e “invisibilidad” física o sensorial), que nos impregna por “derecho” propio, podremos avanzar como seres conscientes de poseer una Conciencia viva (atraer = nutrirse; repeler = defenderse y replicar = multiplicarse), cuyos instintos primarios (Preservación, Gregario y Teológico) nos ponen en la cúspide de todos los seres vivientes de este planeta.

Sin embargo, hasta el día de hoy, excepción de muy pocos y excepcionales hombres y mujeres, la mayoría de las veces consideradas “divinas”, se han atrevido a desvelar la Verdadera Verdad a través de sus enseñanzas. Infortunadamente al intervenir los mezquinos intereses de sus difusores, promotores que propalaron tan alteradas estas enseñanzas que hoy tenemos una tan enorme conglomeración de filosofías, creencias y religiones, ocasionando tal cumulo de acontecimientos en nuestra historia que cualquier persona que tuviera un mínimo de consciencia Conciente debería avergonzarse de llamarse “feligrés” de cualquiera de ellas.

Esa tendenciosa alteración es la que no ha permitido a la humanidad conocer su verdadera naturaleza vital, su Vida, su verdadera Realidad, el Alma, que es su esencia viviente. Expliquemos; la Vida y la Conciencia integran la naturaleza del ser, es decir son uno indivisible entre sí e impregnado con la Esencia Espiritual Creadora, el Todo Supremo.

Puesto que esa Verdad es una sola para todos y todas, tal como el Alma humana lo es para toda la humanidad de una sola naturaleza, solo diferente en sus características individuales para cada una de ellas, así como la huella dactilar lo es para cada uno de los seres, pero en cuanto a su Esencia es igual para toda la especie.

El Alma, que es un campo energético muy complejo, detectable hoy gracias al avance de tecnologías electrónicas, generalmente se confunde con el Espíritu. Tratemos de aclarar esto: El Alma es el ser viviente, la Vida, posiblemente eterna que todos y todas poseemos y está “impregnada”, inmersa, en esa naturaleza Espiritual Divina. Es decir el Alma es lo que somos, el ser y lo Espiritual es inherente a lo Divino!

Para entenderlo mejor transcribiremos un texto que ha sido ocultado tendenciosamente por los tergiversadores de la Verdad, encontrado en uno de los textos denominados Evangelios Apócrifos:

“… El uno invisible es un soberano que no tiene nada sobre él. Es Dios y Padre de todos, es imperecedero.

Luz pura que ningún ojo puede ver. Es el espíritu indivisible, al que uno no debería considerar como un Dios o igual a un dios, pues es más grande que un dios porque no tiene nada sobre él, ya que todo existe únicamente gracias a él y dentro de él.

Es eterno toda vez que no tuvo principio ni tendrá fin, porque es absolutamente completo, puro y equilibrado, nunca ha carecido de nada para ser perfecto, sino que siempre ha sido absolutamente completo en la luz ( hoy oscuridad profunda).**

Es ilimitable, toda vez que no hay nada ante él que lo limite.

Es insondable toda vez que no hay nada ante él que lo sondee. Es inconmensurable toda vez que no había nada ante él que lo midiera.

Es inobservable toda vez que nada es capaz de registrarlo y observarlo. Es inexpresable toda vez que nada podría comprenderlo para expresarlo, es innombrable toda vez que no hay nada ante él que lo identifica con un nombre. Es la luz ( hoy “materia y energía oscuras”) inconmensurable, pura santa, brillante, es inexpresable y es perfecto en su inmortalidad, es infinito.

No es que forme parte de la perfección o de la bienaventuranza, o de la divinidad; es mucho más grande. No es corpóreo ni incorpóreo. No es grande ni pequeño, es imposible decir: ¿Cuanto es ? o ¿De qué clase es ? Pues nadie puede comprenderlo.

No es una entre muchas cosas que existen, es mucho más grande…… No es que sea realmente más grande, pues no hay con que compararlo, sino que, como es en sí mismo, no es una parte de los mundos o del tiempo, porque cualquier cosa que es parte del mundo fue precedida o producida alguna vez por otra cosa.

No le fue asignado tiempo, toda vez que no recibe nada de nadie. El que existe primero no necesita nada de uno que es posterior, al contrario, el posterior alza la vista hacia el primero en su luz ( oscuridad profunda para los cuanticos). Es perfecto en su majestuosidad, es pura e inconmensurablemente grande armonioso, sereno, equilibrado, justo.**

Es el mundo que da mundos. Es la Vida que da vidas, el Bendito que da bienaventuranza el Bueno que da bondad, la Bondad que da bendición, la Gloria que da felicidad, la Sabiduría que da conocimiento, la Justicia que da comprensión, la Misericordia que da perdón y redención, la Gracia que da gracia.

No es que sea realmente así sino que da luz espiritual inconmensurable e incomprensible a todo lo que contiene, sin tiempo ni espacio. Es la fuente de todos los mundos y los sostiene por medio de su bondad. Sin embargo no sabríamos, no comprenderíamos lo que es, o como es, de no ser por uno que ha venido del Padre y nos ha dicho estas cosas. Porque el Perfecto se contempla a sí mismo en la luz que lo rodea. Este es el manantial de agua de Vida ( la Fuente) que produce todos los mundos de todas las clases. El Perfecto contempla su imagen, lo ve en el Manantial del espíritu (el Flujo) y se enamora del agua luminosa.**

Este es el manantial, la fuente del agua pura luminosa que rodea al Perfecto por toda la Eternidad ¨.

Los paréntesis son nuestros! Si este texto nos lo hubieran revelado desde el principio mismo de su enunciado a lo largo de dos milenios, como hicieron con sus pasquines pseudo teológicos, hoy la humanidad tendría muy claro lo que es esa “Naturaleza Espiritual Divina”.

Este conocimiento que ha estado relegado a círculos muy cerrados de personas que temerosas de abrir esa “Caja de Pandora” que contiene los dones y virtudes del Alma, mezquinaron la información a sus congéneres. Pretendemos al difundir estas enseñanzas patrimonio de la humanidad por medio de la Ciencia Psicobioenergética y su correlación sintérgica y cibernética el poder encausar las encadenadas Conciencias conscientemente hacia el camino correcto para una verdadera Libertad! Solo podrá Amar aquel que ha encontrado su Libertad! Cordialmente invitado a alcanzarla! Es el prioritario derecho del ser humano, conocerse y ser Libre!

1 me gusta

:thinking::thinking::thinking::thinking:… Interesante artículo, pero no mencionas la fuente.

La fuente(¿?) Al ser un texto original, de serena reflexión, del creador de la Ciencia Psicobioenergética, se consideró que lo importante es el mensaje no el mensajero. En cuanto al texto extraído del libro de Juan, uno de los “Evangelios Apócrifos”, ocultos, que describe la indescriptible “Naturaleza Espiritual Divina”, desata las vendas que han estado “encegueciendo” el instinto teológico de la humanidad por milenios. Cuando dejemos de venerar lo “Divino” y nos centremos en nuestra Verdadera Verdad, habremos despertado del letárgico sueño religioso, y emprender el camino hacia nuestra propia y eterna evolución!!